Aviso a mis visitantes, a los nuevos y a los viejos (cariñosamente, jajaja)  que este blog ha sido discontinuado (?) y continuado en mi nuevo blog “Soy Mormona”.

Decidí juntar todos mis blogs en mi cuenta original de Blogger donde tengo no solo este blog que ahora se llama “Soy Mormona” sino mi 1º blog “La Ivy’s on wheels!”. Si, soy esa Ivana Carina, ¡la Ivys!, ¡ajajaja!

Así que los que caigan de casualidad o causalidad, para mis asiduos (?) visitantes y no tanto, me hacen clic acá y los lleva directamente al nuevo sitio.

¡Muchas gracias! ¡Y los espero por allá!

Ivana Carina. – La Ivys!

 

Photobucket

 

30 de enero de 2009

Por más Fe que uno tenga, hay cosas que se nos escapan.

Dicen que la Fe mueve montañas, pero a veces por más Fe que uno tenga, hay cosas que uno no puede controlar.

Accidentes, enfermedades, desánimo....

Cada una de esas situaciones son inexplicables...., otras no.

Yo me considero una mujer de mucha Fe, pero también sé que tengo la inteligencia suficiente para darme cuenta que por más Fe que yo tenga, las cosas suceden...

Por ejemplo, en esta semana que pasó, debido a unas hemorragias y descompensaciones, terminé en la guardia de un hospital.

Mi cuerpo ha quedado sensible por el accidente y debido a que no le prestaba atención a ciertos detalles, es que el pobre terminó colapsando....

Mi Fe me ayudó a salir adelante después del accidente, pero la cosa no terminó ahí.

Estamos sujetos a un cuerpo mortal, imperfecto, que tiende a recordarnos de mala manera que no lo cuidamos y que tenemos que estar atentos para preservarlo de aquellas cosas que lo pueden afectar....

Tengo que reconocer que esta vez me asusté mal, pero también tuve que reconocer que si no pongo de mi parte, las cosas se complican y termino en una guardia de hospital...

Mi Fe me ayuda a poder entender y hasta aceptar que mis caminos no son Los Caminos del Señor, pero también me ha recordado que la Fe sin obras es muerta.

Tengo que cuidar mi cuerpo, el templo de mi espíritu, hacer caso a las señales y sobre todo saber que, si bien mi Padre Celestial está a mi lado, yo soy responsable de que las cosas funcionen de la mejor manera posible....

Así que este blog está medio desactualizado pero no por falta de Fe, si no por falta de salud. Jeje....

Ahora me resta ser obediente a los médicos, ya que para eso están, para ayudar a cuidar mi cuerpo.

Y si soy obediente, las bendiciones llegaran, y mi salud se repondrá....

camino-1

1 opiniones:

Julieta dijo...

Si,tenemos que cuidar nuestro cuerpo que es el templo de nuestro espíritu..Linda frase ,es verdad a veces nos sentimos omnipotentes y no nos damos cuenta que debemos hacer caso a esas señales que nos da el cuerpo..Ivana ,no te la creas y hacé caso a las señales !!,Besos...

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados