Aviso a mis visitantes, a los nuevos y a los viejos (cariñosamente, jajaja)  que este blog ha sido discontinuado (?) y continuado en mi nuevo blog “Soy Mormona”.

Decidí juntar todos mis blogs en mi cuenta original de Blogger donde tengo no solo este blog que ahora se llama “Soy Mormona” sino mi 1º blog “La Ivy’s on wheels!”. Si, soy esa Ivana Carina, ¡la Ivys!, ¡ajajaja!

Así que los que caigan de casualidad o causalidad, para mis asiduos (?) visitantes y no tanto, me hacen clic acá y los lleva directamente al nuevo sitio.

¡Muchas gracias! ¡Y los espero por allá!

Ivana Carina. – La Ivys!

 

Photobucket

 

14 de enero de 2009

"Mis caminos, no son tus caminos..."

camino-1

Una de las cosas que yo me preguntaba cuando tuve el accidente, es:

¿Por qué a mí?

Los dolores y la angustia de no saber qué me pasaba o como iba a terminar todo, eran tales, que las dudas asaltaban mi mente muchas veces.

"Castigo" era lo primero que se me venía a la mente.

No soy perfecta, cometo errores, pero eso es la vida: prueba y error.

Había sido madre soltera, así que había cometido un error: no había sido obediente a un principio que regía mi vida y que yo había aceptado seguir. Pero me había arrepentido y sabía que Dios me había perdonado, así que castigo no era.

Entonces tuve que seguir otro razonamiento.

Algo debía aprender....

Todos dependemos del Señor, de una u otra manera.

Tener Fe es creer en cosas que no vemos, pero que sabemos que existen.

"Es pues la Fe, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve." [Hebreos 11:1 - Nuevo Testamento.]

Mi Fe había sido puesta a prueba.

Mi mamá había fallecido en el accidente.

¿Qué es lo primero que hacemos ante una muerte?

Buscamos culpables....

¿Y Quién es el primero que cae en la volteada?

Exacto: DIOS.

Pero gracias al Evangelio, a los principios que me había enseñado mi mamá, quién ya no estaba a mi lado, pero que sus palabras seguían dando vuelta por mi mente y mi corazón, a mi papá, a mis hermanos y a saber que esta vida es solo un paso en nuestra existencia eterna, me pude dar cuenta que Dios no tenía nada que ver.

Había tenido un accidente, no sé que pasó, no me acuerdo de nada -  y no sé si me acordaré alguna vez -, pero Dios no tuvo la culpa, y no sabemos quién tuvo la culpa.... Solo sucedió.

Yo sé que mi mamá está esperándome. Que llegará el día en que resucitaremos y nos juntaremos otra vez. Que podremos abrazarnos y comprender que todo esto que pasó en nuestra existencia terrenal fue una prueba para darnos cuenta que nuestros caminos no son Los Caminos de Dios, que aunque no entendamos porque suceden las cosas, tenemos que aceptar que suceden con un propósito....

No sabemos los designios de Dios, pero lo que si sé, es que El es un Padre Celestial amoroso que nos ama y que está esperando que volvamos a Su Presencia.

Esta tierra es el lugar donde nos preparamos para regresar a El.

En esta tierra es el lugar donde pasaremos pruebas.

Algunas difíciles, otras fáciles, algunos tal vez no sufran ninguna prueba a lo largo de su vida; tal vez otros pasemos todas las pruebas; pero lo que yo sé es que si confiamos en Dios, Nuestro Padre Celestial y en Jesucristo Su Hijo, las cosas van a ser un poco más fáciles, no digo que van a ser FACILES, solo que tendremos Fe en que hay ALGO más allá de esta vida y que realmente vale la pena pasar por todo este estado probatorio.

Porque todo es: Una Cuestión de Fe.

7 opiniones:

Julieta dijo...

Creer en Dios te ayuda en los momento difíciles,esos instantes en que uno dice ,adónde estaba Dios cuando pasó ésto ?Pero son cosas de esta vida terrenal que se acabarán cuando estemos de nuevo con Él y nos reencontremos con todos los que amamos y que se fueron antes..Besos

MuMiNa dijo...

Y,Doña,yo creo en D´s pero,por suerte nunca le eché culpas de nada y tampoco le doy la razón en todo y le doy más changûí a la gente que hace las cosas bien y,claro,no es culpa de D´s en que haya otras que hagan las cosas mal y si,hay accidentes y calamidades que no sabemos porqué ni para qué pasan y depende de nosotros el saber sobrellevarlas y por lo visto,Ud.lo está haciendo muyyyyyyyy bien.

Saludetes con 35°

Mami dijo...

Dios es tan sabio que en nada se equivoca!
Podemos tener muchas pruebas en nuestra vida y solamente con la fe saldremos adelante... y eso es lo lindo... nuestro espíritu y nuestra fe puestos en un objetivo: Dios...
Gracias por tus palabras... son un oasis dentro de un sinfín de actividades diarias...

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Ivy... ojalà hubiera podido darte un abrazo cuando pasò todo eso. Yo tambièn creo que es una cuestiòn de fe y que algùn dìa vos te encontraràs con tu mamà y yo con mi viejo... que hace màs de 30 me cuida desde el cielo.

ALMA dijo...

Sabés mi querida amiga, que a veces Dios me ha puesto pruebas muy gordas en el camino y yo en esos casos digo Y PORQUE NO A MI!!! así sin signo de pregunta porque me parece que es como una ecuación matemática y debo resolverlo, y generalmente, después que me levanto del suelo, lo hago enriquecida en mi fé


Besos

dondelohabredejado dijo...

Todos tenemos nuestras pruebas en la vida, al fin y al cabo hemos venido a aprender... Y todos en algún momento nos hemos preguntado también ¿por qué a mí? es el primer paso para darnos cuenta de quienes somos, del espacio que ocupamos, de las proporciones en la vida y de que cualquier cosa nos puede suceder a cualquiera, que todo es por algo y que más importante que lo que nos pase es el cómo afrontamos esa prueba y cómo hacemos para seguir adelante.
El ser madre soltera, para mi es algo admirable, no es un pecado por el modo en que yo lo veo, es la valentía de tener un hijo, de darle adelante para la vida. Lo que es un pecado ante mis ojos es cuando una mujer decide no tenerlo, eso sí me parece un horror. Bueno, no sé muy bien si soy quién para decir qué es pecado y qué no lo es. Pero tengo amigas que han tenido hijos siendo solteras, una de ellas lo tuvo y estaba sola, sin nadie que le diera una mano para nada, en Buenos Aires, que sabemos muy bien lo dura y cruel que es esa ciudad... y sin embargo salió adelante y la luchó por darle lo mejor a su hijo. Yo esas cosas las admiro muchísimo, me parecen de una generosidad absoluta y de un amor sin igual.
Besitos.

Mykeh dijo...

Bienaventurados los que en mí creen sin haberme visto, porque su fe puede alcanzar los cielos, todo aquel que no cree en mi, ya fue condenado por no creer, y todo aquel que cree, yo vivire con él como mi padre en mi...

Dios existe y Jesus es el camino
Miguel

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados